Partners Business Council

8 Errores comunes que los emprendedores hacen en el desarrollo de alimentos y bebidas.

8 Errores comunes que los emprendedores hacen en el desarrollo de alimentos y bebidas.

 

BatatasPor increíble que pueda parecer, para muchas personas, desarrollar un alimento a escala industrial es el mismo que cocinar para la familia.

A veces se busca nuestro grupo de consultores para habilitar “una gran idea” de negocio en el sector de la alimentación que se ha desarrollado en la casa. Y siempre, el grupo ayuda al empresario a poner el pie en el suelo, para ser más realista cuanto la viabilidad de la idea. A veces los clientes vienen a nosotros porque han tratado de desarrollar el producto de manera amadora y han fracasado.

Se cometen muchos errores durante el proceso, comenzando con el diseño de la idea de negocio.

ERROR 1: No se preguntar por qué está deseando producir una línea específica de producto como un negocio. Sólo respondiendo a esta primera pregunta que podemos dar el paso siguiente.

ERROR 2: No evaluar el mercado y los recursos necesarios para pasar a la etapa siguiente.

ERROR 3: Desarrollar el producto en la cocina casera sin ninguna supervisión técnica profesional, normalmente no presenta la mejor fórmula y siempre no es el mejor proceso para ser reproducido en una escala industrial.

ERROR 4: No utilizar ingredientes industriales. Los ingredientes que se venden en el supermercado no son los mismos para uso industrial, excepto los ingredientes básicos: azúcar, aceite vegetal, sal y quizás agua. La solución aquí es trabajar sólo con ingredientes industriales. Usted tendrá que buscar proveedores que fabrican ingredientes para la industria.

ERROR 5: No utilizar una escala adecuada.  La escala utilizada en la cocina casera no es exacta. El medio gramo, que la escala culinaria no mide, es importante en la producción industrial.

ERROR 6: Confiar en la información alimenticia proporcionada en la etiqueta del ingrediente comprada en supermercados. Existen reglas definidas por ANVISA (Agencia Federal Brasileña Reguladora de Alimentos) para el cálculo de los valores nutricionales. Los valores de etiquetado ya están redondeados, por ejemplo, si el contenido de sodio de la porción es inferior a 5 mg aparecerá como cero cuando en realidad no lo es.

ERROR 7: No conocer el proceso. Usted realmente no puede desarrollar un producto si no sabe cómo se procesará. Para las empresas start ups en el segmento de alimentos la opción de operacionalizar la fabricación del producto y, a veces, la distribución es a través de la tercerización. A menos que esté preparado para construir una fábrica (inversión de capital y el tiempo necesario para empezar a facturar), su proceso debe reflejar el proceso de los fabricantes existentes, no viceversa.

ERROR 8: No conocer los requisitos reglamentarios del sector alimentario. Existen reglas para la comercialización del producto alimenticio envasado. Pasa de los requisitos de las buenas prácticas de fabricación al producto en el hogar del consumidor. La normativa cubre el desarrollo de la formulación con los ingredientes permitidos por la legislación, registro y/o comunicación del producto con ANVISA (Agencia Federal Brasileña Reguladora de Alimentos), desarrollo de envases que protejan el producto y la etiqueta con las reivindicaciones de atributos del producto.

Hay muchos otros detalles, tales como escala de producción prevista, canales de distribución, pero el texto quedaría muy extenso. Por lo tanto, querido emprendedor antes de pasar un tiempo enorme a perfeccionar la receta del producto de una manera amateur es mejor evaluar los conceptos erróneos expuestos anteriormente y buscar asesoramiento profesional. Desarrollar un producto puede costar mucho, especialmente si usted sigue el camino equivocado.

Autor del Artículo: Beatriz del Fiol

Ingeniera de Alimentos, Especialista en Gestión Industrial, Especialista en Calidad y Productividad, Maestría en Nutrición, Consultora de Calidad y Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria. Auditora de HACCP certificado por ASQ (American Society for Quality), Investigadora Científica de FIPE, Asociada de PBC – Food & Beverages Consultants.